Uno de los problemas más comunes cuando estás teniendo una conversación es quedarte bloqueado: sabes lo que quieres decir, pero no te vienen las palabras.

Esto suele ocurrir cuando quieres utilizar una construcción que todavía no estás acostumbrado a manejar. No es un problema de habilidad, sino de falta de práctica.

En este vídeo vamos a hacer un ejercicio para simplificar frases complejas y ganar más familiaridad con las estructuras que no conoces.

Here are the sentences we used:

Nacho.—Hola, Cassidy. Me han dicho que ya has encontrado piso.
Cassidy.—¡Sí! La verdad es que he tenido muchísima suerte porque la mayoría de los que fui a visitar eran carísimos.

Nacho.—Bueno. Y cuéntame. ¿Cómo es el piso?
Cassidy.—Bueno, pues no es muy grande, pero tiene mucha luz y está recién pintado. Lo que más me gusta es que tiene un balconcito donde cabe una mesa y un par de sillas, así que puedo desayunar fuera todos los días.

Nacho.—Vale. Pues la próxima vez que pase por aquí, si te veo tomando las tostadas y el café en la terraza, te saludo.
Cassidy.—Será mejor que llames al telefonillo porque desde el octavo no creo que te oiga.

Deliberate Spanish Quick Workout Guide

Speak Spanish Like a Native

Sign up to get my FREE Quick Workout Guide & Join the newsletter

Awesome! (Check your email to confirm)