Select Page

When you’re consuming Spanish in written or spoken form, it’s easy to fall into Spectator Mode and spend hours listening or reading without actually producing any Spanish. The best way to avoid this trap is by creating: repeating out loud the content you’re consuming.

The first time you repeat a whole sentence, you’ll be using your short term memory. This means that a few seconds later, you’ll have probably forgotten most of the sentence. After you try to repeat it a couple of times, something interesting happens: you’re able to remember the words you’re familiar with, but there is always a few that keep slipping. Several repetitions later, you have no problem repeating the whole sentence from memory; in fact, it’s so internalized that you can still remember it an hour later.

Getting to that point isn’t easy, but it can be incredibly rewarding. By always working at the boundary of what you’re capable of, and getting immediate feedback after each attempt, you give your brain all the tools it needs to improve. This constant challenge is at the core of deliberate practice.

In the following video, I help you go through this process sentence by sentence. To make the process of sentence recall easier, I’ve given you a few words and left the others blank. Think of them as training wheels until you can close your eyes and translate and remember the whole sentence without any extra help.

Hoy vamos a hablar de uno de mis ejercicios favoritos: transcribir frases en español.

Mucha gente dice que el español es difícil de entender porque hablamos rapidísimo, pero la velocidad no es el verdadero problema.

En una autopista, el problema no es que la gente vaya demasiado rápido, sino que los demás vayan en coche y tú vayas en bici.

Vale. Entonces, te estarás preguntando «¿Y dónde consigo el coche?» Si pudieras comprarlo, sería demasiado fácil. Lo que tienes que hacer es añadirle piezas a tu bici hasta que se convierta en un descapotable.

La pieza más importante es aprender a distinguir dónde termina una palabra y dónde empieza la siguiente. Y la forma más fácil de conseguirla es consumir contenidos con subtítulos. Es decir, leer a la vez que escuchas. Si estás escuchando algo que no tiene subtítulos, ningún problema: tómatelo como una oportunidad.

Transcribir frases en español, es el ejercicio perfecto para mejorar tu capacidad de escucha porque te obliga a ir más despacio. Es un poco irónico, pero para entender a alguien que habla muy rápido, tienes que practicar muy despacio.

Tu cerebro es incapaz de ir a toda velocidad por un terreno desconocido. Primero tienes que ir palabra por palabra, sonido por sonido, hasta que te des cuenta de todos los matices.

Cada nuevo detalle que descubres te ayuda a procesar la información más rápido. Es como si estuvieras asfaltando una carretera.

Mañana por la mañana, vuelve a ver este vídeo, pero esconde los subtítulos. Y cuando escuches una palabra o una frase que no entiendes, intenta transcribirla. Luego puedes ver la respuesta correcta en mi web.

Aquí va un consejo muy importante: en vez intentar transcribir el texto entero de un tirón, te recomiendo que empieces con una frase todos los días. Y luego, si quieres hacer más, genial. Pero el objetivo es hacer al menos una frase al día.

Hay una parte de tu cerebro que te va a sabotear. Va a decir: «¿Una sola? Con eso no vamos a ningún sitio. Sería mejor que hiciéramos el texto entero hoy para que mañana podamos hacer otra cosa.»

ಠ_ಠ Esto es una trampa. No caigas en ella.

La clave para salir del purgatorio es enfrentarte a un reto todos los días. Y para poder hacerlo todos los días, la parte saboteadora de tu cerebro tiene que estar completamente convencida de que lo puedes hacer con los ojos cerrados. Aunque te hayas pasado el día entero sin parar, corriendo para arriba y para abajo, siempre puedes usar los cinco minutos mientras esperas el bus para sacar el móvil y transcribir una frase de un podcast en español. Si después de esa frase, te apetece hacer otra, y luego otra, adelante. Pero después de la primera, has cumplido tu misión del día y te puedes ir a dormir con la conciencia tranquila.

En resumen, si quieres dejar de ir en bici por la autopista y construirte un coche para entender a todo el mundo, practica transcribiendo frases. Puedes empezar con este vídeo. 😊

Repeat until you’ve mastered it

The point of this exercise is to help you internalize sentence structures that you’re not familiar with. By listening to the native audio, reading the transcription, and repeating each sentence from memory, you’re activating different parts of your brain and creating multiple reference points.

The work that you put in now will be a huge help when it’s time to have a real conversation.

If you want to practice more, try last week’s video: La ciudad.

Get out of Intermediate Purgatory

Want to become fluent in Spanish? Sign up below to get 3 of my most useful articles on: sounding native, using "ya" correctly, and mastering the verbs of change.

Awesome! (Check your email to confirm)